Queratosis Actínicas

La queratosis actínica, o queratosis solar, es una enfermedad de la piel en la que aparecen manchas, lesiones ásperas o escamosas en zonas que han estado expuestas al sol a lo largo de la vida.
Se le considera una forma temprana de cáncer de piel.

Suelen aparecer en las zonas más expuestas a la radiación solar, tales como cara, labios, cuero cabelludo, orejas, cuello, nuca, escote, brazos y manos.
Éstas suelen ser rosadas , de tacto áspero y aspecto plano (se palpan mejor de lo que se ven).

En las zonas de la piel afectadas por queratosis actínica se encuentran tanto las lesiones visibles a simple vista, como otras no visibles o latentes, por ello es recomendable visitar al dermatólogo periódicamente, sobre todo si se presentan factores de riesgo.

Factores de riesgo:

-Exposición frecuente al sol sin protección, por ejemplo en el trabajo o deporte al aire libre.

-Piel, ojos y cabello claro, rubio o pelirrojo.

-Piel oscura si se somete al sol sin protección.

-Inmunodeprimidos (VIH o trasplantados de órganos).

-Se da más en personas mayores que en jóvenes.

No todas las queratosis actínicas se vuelven malignas, pero no hay forma de saber cuáles de ellas son o no precursoras de cáncer de piel, por ello es conveniente tratarlas.

Hay muchos tratamientos eficaces, individuales o convinándolos:

-Fármacos tópicos como 5-fluorouracilo, imiquimod (crema que se aplica durante semanas), diclofenaco (ideal como tratamiento de mantenimiento), gel de ingenol mebutato(sólo se aplica 3 días, puede producir una irritación mayor), etc.

-Crioterapia, congelación del tejido con el fin de destruirlo. Es ideal para lesiones localizadas.

-Terapia fotodinámica (TFD), consiste en aplicar en las lesiones una crema fotosensibilizante, posteriormente se ilumina la zona a tratar con una luz roja especial, ésta activa el fotosensibilizante, destruyendo las células malignas (respetando las benignas). Ésta técnica es ideal para tratar zonas extensas de queratosis actínica y el campo de cancerización.

Si encuentras alguna mancha o lesión de tacto rugoso en la piel podría tratarse de queratosis actínica.
De ser así, su diagnóstico y tratamiento temprano es fundamental para evitar que siga evolucionando y pueda terminar en cáncer de piel.

¡Acude a tu dermatólogo y examina tu piel periódicamente!


En Clínica Dermal fusionamos, dermatología clínica y estética médica, medicina y cirugía, lo último en tecnología con años de experiencia clínica.

Clínica Dermal es una nueva forma de entender la dermatología.

Localización

Dirección

Calle Hermanos Pinzón Nº15
04005 Almería.

950 083 385

info@clinicadermatologicadermal.com

Facebook