Arañas vasculares y varices

Las varices son el resultado de la dilatación de las venas.
Sus causas son variadas, destacan los factores genéticos u hormonales, enfermedades, sobrepeso o calidad de vida.

La esclerosis vascular es uno de los tratamientos más utilizados en el caso de pequeñas arañas vasculares. Las arañas vasculares son varices más pequeñas. Suelen ser de color rojo o azul, se concentran en piernas, zonas faciales como en nariz, pómulos y en otras partes de la cara. Pueden cubrir bien tanto una zona muy pequeña como muy grande de la piel.

Las venas varicosas pueden ser causadas por válvulas débiles o dañadas en las venas.. A medida que los músculos de las piernas se contraen, empujan la sangre hacia el corazón desde la parte inferior del cuerpo, en dirección contraria al flujo de la gravedad. Las venas tienen válvulas que para evitar que la sangre fluya hacia atrás a medida que avanza por las piernas. Si las válvulas se debilitan, la sangre se filtra de nuevo en las venas y se queda allí. Este problema se llama insuficiencia venosa. Cuando el cúmulo de sangre crece hace que las venas sean más grandes y se conviertan en varices. Las arañas vasculares puede ser causa de dicha acumulación de sangre.

Hay muchos factores que aumentan las posibilidades de que una persona desarrolle varices o arañas vasculares, estos son: aumento de la edad (las válvulas venosas de van debilitando), enfermedades venosas previas, cambios hormonales en la pubertad, embarazo o menopausia, el sobrepeso u obesidad (ejerce una presión extra sobre las venas), el sedentarismo o falta de movimiento, la exposición solar, etc.

 El tratamiento de las arañas vasculares es para aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y mejorar la estética.

 ·        Las medias de compresión presionan de manera útil las venas, mejorando la circulación venosa.

·        La esclerosis de varices es de los tratamientos más eficaces para tratar las arañas vasculares y las varices. Mediante una aguja muy fina se inyecta un medicamento esclerosante, que sella las paredes de las venas tortuosas, haciendo que éstas desaparezcan. Esto detiene el flujo de sangre, y la vena se convierte en tejido de cicatriz, que en poco tiempo debe desaparecer. Este tratamiento no requiere anestesia y se puede realizar en la consulta médica. Se puede hacer vida normal inmediatamente después del tratamiento.

Se ha de repetir el tratamiento en la misma zona más de una vez. Los tratamientos se realiza cada 4 o 6 semanas. Se recomienda siempre el uso de  medias de compresión después de la escleroterapia, para ayudar con la curación y disminuir la inflamación. Este tratamiento es muy eficaz y seguro, los posibles efectos secundarios son pequeños hematomas en el lugar de la inyección, así como mancha o líneas marrones que suelen desaparecer después del tratamiento. Pueden aparecer también pequeños tumores de sangre atrapada, no tienen ningún riesgo, si no desaparecen se drenan con un pequeño pinchazo en la revisión.

·        Tratamiento de varices con láser vascular: envía ráfagas de luz hacia la vena, haciendo que ésta desaparezca. Es directo y preciso, sólo daña la zona a tratar.
Suele usarse en las venas de menor calibre, a las que es más dificil acceder con el líquido esclerosante.
Cuando el láser llega a la piel del paciente, puede aparecer enrojecimiento o hinchazón que desaparece en unos pocos días.
La persona puede volver a su actividad normal después del tratamiento.


*En muchas ocasiones se combinan los tratamientos, la escleroterapia de varices con el láser (en las arañas vasculares más finas)y y el uso posterior de las medias de compresión, para obtener un mejor resultado.


¿Vuelven a aparecer las arañas vasculares tras el tratamiento?

 Tanto la escleroterapia como el láser vascular tienen una alta tasa de éxito. Sin embargo, al ser las válvulas venosas lo que las provoca, es necesaria una prevención (posterior al tratamiento) para evitar que sigan apareciendo.

Lo más recomendable posterior al tratamiento de las varices, es la prevención, llevando a cabo un estilo de vida saludable y el uso de medias elásticas de compresión tanto como sea posible durante el día, para evitar que éstas vuelvan a formarse y acumularse.

 

Prevención de las arañas vasculares;  estos son algunos consejos que pueden ayudar a aliviar las molestias de las que ya existentes:

·         Usar protección solar para proteger la piel.

·         Hacer ejercicio regularmente para fortalecer las piernas, y así mejorar la circulación y la fuerza venosa.

·         Control del peso para evitar poner demasiada presión en sus piernas.

·         Evitar cruzar las piernas durante mucho tiempo cuando se está sentado.

·         Elevar las piernas cuando se está descansando siempre que se pueda, para mejorar la circulación.

·         No estar de pie o sentado durante largos períodos de tiempo.

·         Usa medias elásticas de soporte y evita la ropa ajustada en la cintura, ingle o piernas.

·         Evita usar tacones altos durante largos períodos de tiempo

·         Consumir una dieta baja en sal (disminuye la hinchazón) y rica en alimentos ricos en fibra. Comer fibra reduce el riesgo de estreñimiento, que pueden contribuir a las venas varicosas.

 

 

 

 

 


En Clínica Dermal fusionamos, dermatología clínica y estética médica, medicina y cirugía, lo último en tecnología con años de experiencia clínica.

Clínica Dermal es una nueva forma de entender la dermatología.

Localización

Dirección

Calle Hermanos Pinzón Nº15
04005 Almería.

950 083 385

info@clinicadermatologicadermal.com

Facebook