Acné

El acné consiste en una mayor actividad de las glándulas sebáceas, las cuales se obstruyen, se inflaman y/o infectan. Según predominen unas u otras se observan comedones abiertos, comedones cerrados, pápulas, pústulas o nódulos. Afecta a la gran mayoría de adolescentes (entre 80%-90%) y a un reducido porcentaje de adultos (aproximadamente un 10%). La glándulas sebáceas son controladas por la acción de las hormonas androgénicas, circunstancia digna de consideración en determinados pacientes.

Diferenciamos claramente tres tipos de acné. El acné de los adolescentes con tendencia a dejar cicatrices. Lo consideramos una enfermedad al dejar secuelas. Debe ser tratado con medicación oral, buscando la resolución definitiva. El segundo tipo es el acné en los adolescentes que no deja secuelas en forma de cicatrices. Se considera como un tipo de piel propio de un período de la vida. Se trata por vía tópica u oral según intensidad. Se le deben dar pautas de manejo y aplicación de productos al adolescente para que controle su situación. Es fundamental la relación entre el adolescente y su dermatólogo. El acné en el adulto. Hay que considerar cómo tratar esta tendencia continua de la piel evaluando: intensidad, tendencia a cicatrices, edad, estado metabólico, si mujer deseo de gestación, regularidad menstrual, cosméticos utilizados. Requiere experiencia en el especialista

El diagnóstico del acné es clínico. Puede precisar un estudio analítico en caso de decidir prescribir determinados tratamientos o en mujeres adultas en las que se sospecha un desajuste hormonal.

En jóvenes con tendencia a dejar cicatrices, si no hay contraindicación con isotretinoina oral buscando una dosis plena que reduzca el tamaño de la glándula de forma definitiva o prolongada evitando de esta forma la formación de cicatrices. Requiere control analítico durante el tratamiento.

En jóvenes sin tendencia a dejar cicatrices, enseñando al adolescente a cuidar su piel y a que identifique cuando asistir a una nueva consulta para prescribirle medicación oral antibiótica. El adolescente debe saber con qué limpiarse y qué aplicarse y cómo. Conocer las alternativas.

En adultos con acné se personaliza el tratamiento. El proceso se considera con una tendencia personal, su tipo de piel que hay que plantearse con rigor. Se decide según intensidad y situación personal qué productos aplicar, si hay que tomar medicación oral, en la mujer si hay que regularizar su ciclo hormonal, necesidad de control metabólico y qué acciones pueden ser realizadas en la clínica: peelings, terapia fotodinámica, luz pulsada médica…

 

 


En Clínica Dermal fusionamos, dermatología clínica y estética médica, medicina y cirugía, lo último en tecnología con años de experiencia clínica.

Clínica Dermal es una nueva forma de entender la dermatología.

Localización

Dirección

Calle Hermanos Pinzón Nº15
04005 Almería.

950 083 385

info@clinicadermatologicadermal.com

Facebook