CAIDA DEL PELO EN OTOÑO

La pérdida ocasional de cabello es algo natural, el problema viene cuando éste no se regenera, y hay que encontrar su causa para poder tratarlo.

Con el otoño aumenta la caída del pelo, pero no por ello debes alarmarte.

El pelo está más débil y con menos brillo después del castigo que produce el verano.
Otros factores favorecen la caída del pelo, como son el estrés, mala alimentación, cambios hormonales, etc, pero el cambio de estación es habitualmente el mayor responsable, y ocurre por los siguientes motivos:

- El verano estimula el crecimiento capilar, pero en ésta época nuestro pelo también sufre mucho, por el cloro o la sal del mar dejan el pelo más áspero, deshidratado y quebradizo, motivo por el cual pasado el verano tiende a caerse más.

- En otoño bajan las temperaturas, hay una mayor humedad, más viento, menos luz y todo ello afecta en nuestro cabello.

- Y el motivo principal es la regeneración capilar: el cabello pasa por varias fases de crecimiento, fase de anágeno,(crece de modo continuo), fase de catágeno, (el folículo piloso entra en recesión y el pelo deja de crecer), fase de telógeno (el folículo queda en reposo y el pelo cae). Después, vuelve a comenzar el proceso de crecimiento.

En condiciones normales, los folículos están de forma heterogénea y dispersa en distintas fases: el 80-90% en anágeno y el 15-18% en telógeno.

Sin embargo, la caída del pelo otoñal se debe a una alteración del ciclo natural de crecimiento del pelo. En esta estación se da una desincronización del ciclo capilar, en la que la mayor parte de los folículos (que se encuentran en fase de anágeno o crecimiento) pasan a fase de telógeno (fase de caída), para posteriormente ir regularizándose.

A continuación indicamos una serie de consejos y cuidados para devolverle a tu cabello su aspecto saludable.

- Hidratación: muchas veces descuidamos el pelo utilizando un champú cualquiera que igual no nos viene bien para nuestro tipo de cabello. Mantenlo muy hidratado, utiliza un champú indicado para tu tipo de pelo, y haz uso de mascarilla y/o serum una o dos veces por semana.
Aplicando la mascarilla, serum y/o loción dando un masaje capilar, estaremos activando la circulación y mejorando  el crecimiento.

- Alimentación: llevar una dieta completa y equilibrada es fundamental, ésta debe ser rica en frutas, verduras, legumbres y cítricos, dejando de un lado el alcohol y el hábito tabáquico.
Además podemos tomar suplementos vitamínicos específicos para la caída del cabello.

- Precaución con el uso de secadores y planchas de pelo, que resecan el cabello y obstruyen el folículo piloso, afectando a su crecimiento.

- Evita peinados muy apretados, porque la tirantez excesiva debilita el pelo.

- ¡Relájate! Tómate un poco de tiempo al día para ti y tus cuidados personales.
El estrés afecta también a la caída del cabello.

 

 

 


En Clínica Dermal fusionamos, dermatología clínica y estética médica, medicina y cirugía, lo último en tecnología con años de experiencia clínica.

Clínica Dermal es una nueva forma de entender la dermatología.

Localización

Dirección

Calle Hermanos Pinzón Nº15
04005 Almería.

950 083 385

info@clinicadermatologicadermal.com

Facebook